¡Aplica inercia en esta práctica!

La primera ley de Newton, también llamada ley de inercia o principio de inercia, afirma que un objeto permanecerá en reposo o en movimiento uniforme en línea recta, siempre que no tenga su estado alterado por la acción de una fuerza externa. Por lo tanto, cuanto mayor es la masa del objeto, mayor es la inercia, es decir, mayor la resistencia que el cuerpo ofrece a la alteración de su estado.

Es la propiedad que poseen los cuerpos de oponerse a un cambio de su estado de reposo o movimiento en que se encuentran. Como tal, la inercia es la resistencia ofrecida por un cuerpo a la alteración de su estado en reposo o movimiento.

Existen 2 tipos de inercia:

  • La inercia térmica es la propiedad que tiene el cuerpo de conservar su calor y liberarlo poco a poco, disminuyendo la necesidad de aportación de climatización, dependiendo de las características del material: calor específico, densidad y masa. Por ejemplo: los materiales de construcción absorben calor durante el día y lo expulsa durante la noche, manteniendo variaciones térmicas constantes, reduciendo la necesidad de utilizar equipos de refrigeración.
  • La inercia mecánica es la capacidad que poseen los cuerpos de mantener el estado de movimiento o reposo en el que se encuentran y depende de la cantidad de masa y del tensor de inercia. A su vez, esta inercia se divide en inercia rotacional se relaciona con la distribución de la masa de un cuerpo, mientras mayor sea la masa de un cuerpo, más difícil es la rotación de su cuerpo, y la inercia traslacional corresponde con el eje del giro.

¡Manos a la obra, realicemos juntos el siguiente experimento!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.