¡Energía renovable versus no renovables!

¿Qué es la energía? Se define como todo aquello capaz de producir cambio en la materia, no se crea ni se destruye pero si se transforma y se transfiere entre objetos y cuerpos. Hay distintos tipos de energías dentro de las cuales están mecánica, cinética, eléctrica, solar, eólica, hidráulica, térmica y química y pueden obtenerse a través de fuentes renovables y no renovables.

Las energías renovables llamadas también energías limpias son las que proceden de recursos naturales e inagotables como el viento, sol o agua. Los tipos de energías renovables más comunes son:

  • Energía solar Fotovoltaica que con esta fuente la energía solar llega a la Tierra en forma de radiación electromagnética (calor, luz, rayos ultravioleta) donde se transforma por un proceso llamada “efecto fotoeléctrico” producido a partir de la instalación de paneles solares que convierten el calor que produce la radiación en electricidad.
  • Energía hídrica, también llamada hidráulica o hidroenergía y se consigue de la fuerza de las corrientes y saltos de agua.
  • La energía eólica se obtiene mediante la utilización de la energía cinética generada por el viento. Y es que los aerogeneradores y los molinos de viento son los encargados de capturar las corrientes de aire y transformarlas en consumo eléctrico. 

Estas energías son respetuosas con el medio ambiente, son ilimitadas, como también son más seguras para nuestra salud.

Las energías no renovables o energías convencionales, son las formadas por las fuentes de energía que se encuentran en la naturaleza, pero de forma limitada. A medida que las reservas van disminuyendo es más difícil su extracción, estas se dividen en dos tipos de energías:

  • Los combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas natural.
  • Los combustibles nucleares, como el uranio y el plutonio, así como todos aquellos elementos químicos que sean capaces de producir energía por fisión nuclear.

Las fuentes de energía no renovables no se pueden reponer en un corto período de tiempo. Incluyen combustibles fósiles como el petróleo, el gas natural, el carbón y el uranio utilizados para la energía nuclear, pero las energías no renovables son abundantes y asequibles. Por ejemplo, el petróleo y el diésel siguen siendo buenas opciones para impulsar vehículos. La energía no renovable es rentable y más fácil de fabricar y usar.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.