Estrellas Ricitos de Oro

En la búsqueda de vida más allá de la Tierra, los astrónomos buscan planetas en la “zona habitable” de una estrella, a veces apodada la “zona Ricitos de Oro”, donde las temperaturas son adecuadas para que exista agua líquida en la superficie de un planeta para nutrir la vida tal como la conocemos.

Este tipo de estrellas son más tenues y envejecen más lentamente que las estrellas amarillas similares al Sol, lo que ofrece un clima más estable a un planeta en órbita. Pero son más brillantes y envejecen más rápido que las estrellas enanas rojas, que a menudo arrojan grandes destellos. Debido a que nuestro Sol ha nutrido la vida en la Tierra durante casi 4 mil millones de años, investigaciones sugieren que estrellas como esta serían las principales candidatas en la búsqueda de otros mundos potencialmente habitables.

En realidad, las estrellas ligeramente más frías y menos luminosas que nuestro Sol, clasificadas como enanas K, son las verdaderas “estrellas de Ricitos de Oro”, estas están en el punto dulce, con propiedades intermedias entre las estrellas de tipo solar más raras, más luminosas pero de vida más corta.

Utilizando datos del telescopio espacial Hubble, examinaron 39 enanas naranjas. La mayoría se mueven juntos a través de la Vía Láctea en dos grupos separados, con 40 millones o 650 millones de años y nuevas observaciones muestran que las enanas naranjas emiten mucha luz ultravioleta mucho después del nacimiento potencialmente poniendo en peligro las atmósferas planetarias, informan los investigadores.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.