E. coli desencadena granadas virales dentro de bacterias cercanas

Ciertas bacterias Escherichia coli, incluidas algunas que viven en los intestinos humanos, producen una sustancia química llamada colibactina, este químico despierta virus latentes dentro de bacterias cercanas, lo que a veces conduce a su destrucción.  Los productores de colibactina deben acercarse sigilosamente a sus enemigos bacterianos y activar la munición sin explotar que se esconde en el ADN de los enemigos. Esas granadas son profagos: virus que infectan bacterias que se han insertado en el ADN de sus anfitriones, donde se esconden inofensivos e inactivos hasta que algo desencadena su despertar. Ese algo, en este caso, es el daño en el ADN causado por la colibactina.

Cuando la colibactina daña el ADN, se activa un sistema de reparación bacteriano llamado respuesta SOS. Es una señal para que salgan de este estilo de vida inactivo y se despierten para matar a su anfitrión y seguir adelante para encontrar un nuevo anfitrión. Una vez que los fagos (virus que infecta exclusivamente a bacterias) se despiertan, se replican y salen de la célula huésped, se destruyen; pero una vez que estas granadas virales explotan, pueden infectar a otras bacterias, exponiendo potencialmente a las bacterias atacantes y otros microbios cercanos a la metralla biológica.

La nueva investigación sugiere que E. coli puede no estar produciendo colibactina para atacar a sus huéspedes humanos, sino como una contramedida contra otros microbios. Entre las bacterias, la colibactina no suele ser un arma letal, esta puede causar daños en el ADN, pero las bacterias pueden reparar las heridas. Eso puede deberse a que la colibactina es una sustancia química inestable que se degrada rápidamente antes de que pueda romper suficiente ADN para causar un daño irreparable. Algunas bacterias también producen otras sustancias químicas que desactivan la colibactina antes de que pueda dañar el ADN.

Quizás la colibactina realmente no evolucionó para matar. Tal vez su principal función ecológica implica hacer otra cosa, pero esto aún permanece un misterio hasta lograr obtener estudios más contundentes.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.