Humanos versus agua

Existen detectives del agua que buscan nuevas soluciones para inundaciones y sequías. Los humanos han tratado durante mucho tiempo de disputar el agua, hemos enderezado ríos que antes serpenteaban para fines de transporte. Se han construido diques a lo largo de ríos y lagos para proteger a las personas de las inundaciones y se han erigido ciudades enteras sobre humedales drenados y rellenados. Se han construido represas en los ríos para acumular agua para su uso posterior.

Los diques, que estrechan los canales y hacen que el agua fluya más alto y más rápido, casi siempre se rompen. Las ciudades en antiguos humedales se inundan regularmente, a menudo de manera catastrófica, las represas privan a los alrededores río abajo de los sedimentos necesarios para proteger las áreas costeras contra el aumento del nivel del mar. Los arroyos rectos fluyen más rápido que los serpenteantes, arrasando los ecosistemas del lecho de los ríos y dando al agua menos tiempo para filtrarse hacia abajo y reponer los suministros de agua subterránea.

Estos detectives del agua han encontrado formas de darle a la sustancia resbaladiza el tiempo y el espacio que necesita para filtrarse bajo tierra, alimentar los suministros de agua subterránea a su vez alimentará los ríos desde abajo, lo que ayudará a mantener los niveles de agua y los ecosistemas.

Comprender cómo trabajar con el agua, no en su contra, ayudará a la humanidad a sobrellevar esta época de sequías y diluvios que está siendo exacerbada por el cambio climático. Debemos aprender a vivir dentro de nuestros medios de agua porque el agua sin duda ganará.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.