¡La NASA regresará a Venus por primera vez en décadas!

Si los últimos años han sido los años de Marte, los próximos serán de Venus, la NASA tenía una sorpresa preparada para los científicos planetarios, la agencia anunció que el turbulento y tóxico planeta Venus será el objetivo de las dos próximas misiones en su competitivo programa Discovery, si bien cuenta con unas condiciones meteorológicas infernales, hay posibilidades de que haya vida en su atmósfera y es lo que van a buscar.

Por primera vez en más de tres décadas la NASA volverá a Venus, lo hará gracias a dos nuevas misiones planetarias estimadas para 2026. DAVINCI+ y VERITAS son los nombres que reciben. Venus, en cierto sentido, es el planeta más similar a la Tierra, una masa parecida, una composición parecida y un tamaño parecido nos hace pensar que es un lugar que puede albergar vida, sin embargo, su atmósfera ya es otra historia. La temperatura dentro de la densa atmósfera de Venus hace que sea un lugar infernal con más de 400 grados centígrados.

Estas dos misiones hermanas tienen como objetivo comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal capaz de derretir el plomo en su superficie. Ofrecerán a toda la comunidad científica la oportunidad de investigar un planeta en el que no hemos estado en más de 30 años. Se espera que estas misiones ayuden a comprender mejor cómo evolucionó la Tierra y por qué actualmente es habitable, cuando otros planetas rocosos de nuestro sistema solar no lo son. Una nave espacial llamada DAVINCI+ estudiará la atmósfera tóxica del planeta, una espesa capa de nubes de dióxido de carbono y ácido sulfúrico mientras la otra, VERITAS, hará mapas detallados de la superficie del planeta e intentará reconstruir su historia geológica.

La última misión de Estados Unidos a Venus, Magellan, terminó en 1994 cuando la nave espacial ejecutó una inmersión programada a través de la atmósfera del planeta, desde aquel entonces, las sondas europeas y japonesas han visitado Venus y los científicos han continuado investigando con telescopios terrestres al intrigante planeta. A pesar de la investigación, los misterios de Venus sólo se han profundizado, entre ellos se encuentra la creciente evidencia de vulcanismo en curso en la superficie del planeta, a pesar de que Venus no cuenta con el tipo de actividad tectónica que alimenta las regiones más volcánicas de la Tierra. También está la controvertida detección de gas fosfina en la atmósfera del planeta, que podría ser un signo de vida.

Pronto, tal vez para el año 2030, DAVINCI+, la nave de Investigación de Venus en Atmósfera Profunda de Gases Nobles, Química e Imágenes, zarpará hacia Venus. Luego descenderá a través de la atmósfera del planeta, que es 90 veces más densa que la de la Tierra, recolectando muestras y transmitiendo datos que ayudarán a los científicos a comprender cómo evolucionó y si el planeta alguna vez tuvo océanos.

Mientras DAVINCI+ estudia a Venus, su emisividad, radiociencia, InSAR, topografía y espectroscopia,  la nave espacial VERITAS estará mapeando la superficie del planeta desde la órbita. Esas imágenes, además de proporcionar información detallada sobre la química de la superficie y la topografía, ayudarán a reconstruir la historia geológica de Venus y tal vez ayudará a resolver el misterio de cómo evolucionó hacia el infierno de al lado.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.