Precipitación, ¿Qué es?

Una precipitación es agua líquida o sólida formada en la atmósfera que regresa a la superficie terrestre en forma de lluvia, aguanieve, nieve, etc. Esta juega un papel muy importante dentro del ciclo del agua, al igual que la evaporación y condensación, cuando el agua de los océanos, mares, ríos, etc., se evapora hacia la atmósfera, se condensa en forma de nubes de vapor de agua y cae debido a la acumulación excesiva. Esta caída es lo que se conoce como precipitación y se lleva a cabo de forma natural en la Tierra una y otra vez.

Las gotas nubosas se forman sobre aerosoles denominados núcleos de condensación o núcleos higroscópicos. Los núcleos de condensación son pequeñas partículas de la atmósfera que favorecen la formación de las gotas de las nubes, algunas de estas partículas son polvo y humo presentes en la atmósfera, pero son esenciales para originar una precipitación, ya que al juntarse se vuelven lo suficientemente grandes y pesadas para caer al suelo.

Existen distintos tipos de precipitaciones.

  • Granizo. Se produce solamente en nubes de tipo cumulonimbus donde existen corrientes ascendentes de aire húmedo con importantes suministros de agua muy fría, la cual llega a ese punto al alcanzar zonas bastante altas de la atmósfera. 
  • Gránulos de hielo o granizo blando. Es un tipo de granizo pero mucho más pequeño y fino, ya que las circunferencias poseen una delgada capa de hielo más frágil que en el granizo.
  • Nieve. Son hermosos cristales de hielo que cuando colisionan y se adhieren entre sí, forman copos de nieve, pero suelen derretirse antes de llegar al suelo en ambientes de más de 4 °C.
  • Aguanieve. Es una mezcla entre nieve y agua, lo que hace que su consistencia sea más liviana, húmeda y suave. Esto se debe a que el aire del entorno no es lo suficientemente frío para congelar, ni tan cálido como para que sea lluvia. 
  • Gránulos de nieve o cinarra. Son granos de nieve muy pequeños, que se forman ante altos niveles de humedad en el ambiente en combinación con la temperatura de rocío por debajo de su punto de congelación. 
  • Cellisca. La cellisca es similar a la cinarra porque ambas requieren altos niveles de humedad y temperaturas en el aire menores al punto de congelación, pero los granos de la cellisca son más grandes, son traslúcidos y no opacos.
  • Prismas de hielo. Se caracteriza por el poco peso de sus muy pequeños cristales de hielo, lo que hace que parezcan suspendidos en el aire. El polvo de diamante proviene de una nube muy baja al igual que la niebla, pero se diferencia de esta porque no suele afectar la visibilidad.  
  • Perdigones de hielo. Son pequeñas estructuras circulares y traslúcidas, más pequeños que el granizo y al igual que el granizo blando, pero se distinguen por moldearse cuando el aguanieve se vuelve a congelar.
  • Lluvia. Es la forma de precipitación que todos conocemos. 
  • Lluvia gélida o engelante. Gotas de agua líquidas que se congelan tras el impacto sobre las superficies de la Tierra, esto, por que sé sobre enfrían al pasar por una capa de aire subcongelante a cientos de metros sobre el suelo.

¡Realicemos la siguiente práctica para conocer de primera mano este fenómeno de la naturaleza!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.