Proteínas microbianas y cambio climático

Cuando hablamos de proteínas microbianas nos referimos a las proteínas obtenidas a partir de la biomasa (material biológico obtenido por los productores a partir de procesos biológicos como la fotosíntesis) de organismos unicelulares como bacterias, hongos, levaduras y microalgas y otros macro organismos multicelulares como hongos filamentosos o las algas filamentosas.

Llamadas también ‘single cell protein’ no dejan de ser microorganismos que tienen un contenido elevado en proteínas y que pueden ser producidos a gran escala. La gran ventaja frente a la carne ‘in vitro’ es que son relativamente sencillos de industrializar y a un coste infinitamente más bajo que está.

La cría de ganado y otros mamíferos aporta metano y óxido nitroso a la atmósfera, mientras que la tala de bosques para pastizales añade dióxido de carbono, el sistema alimentario mundial produce una tercera parte de las emisiones de gas con efecto invernadero, y la producción de carne de res es el principal responsable del sector agrícola; si se logra reemplazar el 20 % del consumo de carne de vaca por proteínas microbianas en todo el mundo se reducirían en 56 % la deforestación anual y las emisiones de CO2 relacionadas para el año 2050.

Actualmente cada sector ha logrado varios cambios gracias a la tecnología que ha evolucionado y continúa evolucionando con el tiempo y aunque no siempre estemos seguros de que los cambios son buenos y no dañinos para la salud es momento de cambiar el pensamiento y poder contribuir con nuestro ambiente para que nuestra tasa de supervivencia puede incrementar

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.