¿Qué es la cromatografía?

Es un método o procedimiento químico en que separa una mezcla en sus componentes individuales y es utilizado en diversas ramas de las ciencias cuantificando, identificando y separando los componentes a través de dos fases:

  • Fase estacionaria donde una sustancia se mantiene inmóvil mientras se ejecuta la cromatografía puede ser materia sólida o un líquido.
  • Fase móvil donde la sustancia se mueve durante la cromatografía y puede ser un líquido o un gas.

Hay distintos tipo de cromatografía:

  • Cromatografía en papel. Este pertenece a la categoría “Cromatografía de líquidos”. La fase estacionaria se compone de una cinta de papel introducida verticalmente en un recipiente de cristal y la fase móvil de un líquido. El movimiento de la fase móvil se produce debido a la fuerza capilar. Un campo de uso de la cromatografía en papel es el análisis de mezclas.
  • Cromatografía en capa fina. Pertenece a la categoría “Cromatografía de líquidos” y el principio de funcionamiento es el mismo que el de la cromatografía en papel; la diferencia entre ambos procedimientos se encuentra en la fase estacionaria, que en el caso de la cromatografía en capa fina se compone de materia pulverizada como la alúmina, gel de sílice o celulosa que se sitúan sobre plaquitas de vidrio. Las ventajas de la cromatografía en capa fina son un tiempo de ejecución rápido y una alta muestra de comprobación.
  • Cromatografía en columna: Este pertenece a la categoría “Cromatografía de líquidos”. En la cromatografía en columna la fase estacionaria se compone normalmente de un gel de sílice o alúmina pulverizada que se introduce en un tubo de vidrio y este se rellena con un disolvente (fase móvil). Con este procedimiento se dirige la prueba junto con la fase móvil a través del tubo de vidrio, lo que produce que se separe la mezcla y los componentes vayan saliendo sucesivamente. Campos de aplicaciones de la cromatografía en columna son por ejemplo la limpieza de preparados.
  • Cromatografía de gases: En la cromatografía de gases se usan dos diferentes procedimientos, la cromatografía de gas líquido y gas sólido. El más usado es el de gas líquido y se introduce el material portador (por ejemplo, aceite de silicona) en un tubo espiral con un diámetro de 0,1 a 5 mm y una longitud de hasta 5 metros. El gas a analizar fluye junto al gas portador (nitrógeno, helio, argón) a través de la espiral. En un extremo de la espiral un detector de conductividad térmica mide las oscilaciones de temperatura. Según las oscilaciones de temperatura es posible determinar los componentes de la mezcla.

Veamos el siguiente experimento, ¡Inténtalo en caso!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.