¿Tensión superficial?¿Cómo funciona?

Tensión superficial se refiere a  la cantidad de energía que se requiere para incrementar la superficie de un líquido por unidad de área,  dicha energía se necesita ya que los líquidos ejercen una resistencia a la hora de incrementar la superficie. Entonces podemos entender la tensión superficial como una especie de membrana elástica que dificulta ingresar al líquido esto hace, por ejemplo, que algunos insectos como el zapatero se puedan posar sobre el agua de los ríos.

La tensión superficial surge por las fuerzas que actúan cohesionando las moléculas de los líquidos. Dichas fuerzas no son iguales en la superficie y en el interior del líquido, aunque en promedio terminan anulándose. Como las moléculas de la superficie tienen más energía, el sistema tiende a minimizar el total de energía a partir de una reducción de las moléculas superficiales; de este modo, el área del líquido se reduce al mínimo.

Una de las propiedades de la tensión superficial indica que, a medida que el líquido tenga mayores fuerzas de cohesión, contará con una tensión superficial mayor. De todas maneras, hay que tener en cuenta que la tensión superficial está vinculada a la temperatura, el medio y la naturaleza del líquido.

Existen diversas mediciones de lo que es la tensión superficial que posee un líquido. Sin embargo, una de las más generalizadas y usadas es el conocido como método Du Nouy, que se acomete haciendo uso de dos herramientas importantes como son una lámina del líquido en cuestión y un anillo de aluminio. Partiendo de esos elementos se procede a realizar el cálculo teniendo en cuenta parámetros tales como la fuerza o el diámetro que posee el mencionado anillo.

Para tener un poco más de comprensión sobre la función de la tensión superficial, realicemos el siguiente experimento y ¡Manos a la obra!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.