¿Cómo tu ADN puede afectar si contraes COVID-19 o si te enfermas gravemente?

Una de las mayores preguntas de la pandemia es ¿por qué algunas personas con covid-19 no presentan síntomas y otras sí se enferman gravemente? Un estudio realizado a mediados de la pandemia analizó a más de 2.200 pacientes de cuidados intensivos e identificó genes específicos que pueden ofrecer respuestas. Estos genes hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Los hallazgos arrojan luz sobre dónde falla el sistema inmunológico, lo que podría ayudar a identificar nuevos tratamientos. Las vacunas deberían reducir drásticamente el número de casos de covid-19, pero es probable que los médicos sigan tratando la enfermedad en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo, por lo que existe una necesidad urgente de encontrar nuevos tratamientos.

Los científicos analizaron el ADN de pacientes en más de 200 unidades de cuidados intensivos, escanearon los genes de cada persona, que contienen las instrucciones para cada proceso biológico, incluido cómo combatir un virus. Luego, sus genomas se compararon con el ADN de personas sanas para identificar cualquier diferencia genética, y se encontraron varias.

La primera, es un gen llamado TYK2, este es parte del sistema que hace que las células inmunitarias sean más agresivas y más inflamatorias, pero si el gen es defectuoso, esta respuesta inmune puede acelerarse, poniendo a los pacientes en riesgo de sufrir una inflamación pulmonar dañina. Es el gen prácticamente idéntico que comparten pacientes graves de covid-19 y personas sanas.

El estudio encontró otras diferencias genéticas en un gen llamado DPP9, que juega un papel en la inflamación, y en un gen llamado OAS, que ayuda a evitar que el virus haga copias de sí mismo. También se identificaron variaciones en un gen llamado IFNAR2 en los pacientes de cuidados intensivos.

El gen IFNAR2 está vinculado a una potente molécula antiviral llamada interferón, que ayuda a activar el sistema inmunológico tan pronto como se detecta una infección. Se cree que producir muy poco interferón puede darle al virus una ventaja temprana, lo que le permite replicarse rápidamente y provocar una enfermedad más grave.

Los hallazgos de estos estudios genéticos ayudarán a identificar vías moleculares particulares que podrían ser objetivos para la intervención terapéutica. Realmente es un ejemplo de medicina de precisión, donde se puede identificar el momento en el que las cosas salen mal en un individuo.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.