Te has preguntado ¿Cuáles son algunos de los movimientos involuntarios del cuerpo?

Creemos que podemos controlarlo todo, pero no es así, ni siquiera nuestro propio cuerpo. Los movimientos involuntarios son aquellos que son realizados sin la intermediación del cerebro, y por lo tanto sin la voluntad explícita y clara del animal que las realiza, aunque generalmente son pensadas para el cuerpo humano.

Una parte del sistema nervioso, diferente al núcleo que es el sistema nervioso central, se denomina sistema nervioso autónomo y se ocupa de esta clase de acciones. Por ellas es que el cuerpo se regula, y se mantiene en un equilibrio más allá de los impulsos externos.

El sistema nervioso autónomo se divide entre el sistema simpático (parte del sistema nervioso que aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y el tamaño de las pupilas) y el sistema parasimpático (parte del sistema nervioso que desacelera el corazón, dilata los vasos sanguíneos, reduce el tamaño de la pupila, aumenta los jugos digestivos y relaja los músculos del aparato digestivo y responsable de la regulación de los órganos internos).

Por otra parte, existe otra clase de movimientos involuntarios constituidos por los actos reflejos, que son diferentes pues son originados por la médula espinal: son movimientos involuntarios pero realizados inmediatamente a un estímulo externo.

La siguiente lista expone algunos ejemplos de movimientos del tipo involuntario:

  • Retirar la mano cuando nos quemamos.
  • Llorar.
  • Parpadear.
  • Dilatación de la pupila.
  • Mover la pierna al darse un golpe en el ligamento rotuliano.
  • Aumento o disminución del ritmo cardíaco (velocidad del latido del corazón).
  • Cerrar los ojos al estornudar.
  • Estimulación de las glándulas sudoríparas.
  • Aumento de la producción de saliva durante el sueño.
  • Disminución de la frecuencia cardíaca durante el sueño.
  • El párkinson, como afección, se vale de movimientos involuntarios.

Veamos el siguiente experimento y vivamos el concepto de movimientos involuntarios ¡Acompáñame!

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.