¿Neuronas Responsables de detener rápidamente comportamientos y acciones?

Por primera vez en humanos, los investigadores han identificado las neuronas responsables de cancelar los comportamientos o acciones planificadas, una habilidad altamente adaptativa que, cuando se pierde, puede dar lugar a movimientos no deseados. Conocidas como neuronas de señal de alto, son fundamentales para impulsar a alguien a detener o abortar una acción que ya ha puesto en marcha. Por ejemplo todos hemos tenido la experiencia de estar sentados en una luz de tránsito y comenzar a pisar el pedal del acelerador, pero luego nos damos cuenta que la luz todavía está en rojo y rápidamente presionamos el freno nuevamente.

Los resultados del estudio revelan que tales neuronas existen en un área del cerebro llamada núcleo subtalámico, que es un objetivo de rutina para tratar la enfermedad de Parkinson con estimulación cerebral profunda. Los pacientes con la enfermedad de Parkinson sufren simultáneamente tanto la incapacidad para moverse como la incapacidad para controlar movimientos excesivos. Esta combinación de síntomas se ha atribuido durante mucho tiempo a la función alterada en las regiones del cerebro que regulan el inicio y la detención de los movimientos. A pesar de años de intensa investigación ha sido difícil definir cómo ocurre este proceso y qué regiones del cerebro son las responsables.

Este estudio ayuda a comprender cómo está conectado el cerebro humano para realizar movimientos rápidos, para llegar a su descubrimiento, se estudió a pacientes con la enfermedad de Parkinson que se sometían a una cirugía cerebral para implantar un estimulador cerebral profundo, un procedimiento relativamente común para tratar la afección. Se introdujeron electrodos en los ganglios basales, la parte del cerebro responsable del control motor, para apuntar con precisión al dispositivo mientras los pacientes estaban despiertos.

Los investigadores descubrieron que las neuronas en una parte de la región de los ganglios basales, el núcleo subtalámico, indican la necesidad de detener una acción ya iniciada. Estas neuronas respondieron rápidamente después de la aparición de la señal de parada.

Este descubrimiento proporciona la capacidad de apuntar con mayor precisión a los electrodos de estimulación cerebral profunda y, así, apuntar a la función motora y eludir las neuronas de señal de parada.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.